La Noticia de Perfil™ •

Las heroínas de la Coronilla


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, jueves, 26 de mayo de 2011

Como muchos hombres inteligentes, don Porfirio Díaz Machicao estuvo casado con una mujer cochabambina, quien a lo largo de su vida matrimonial se encargó de recordarle muchas veces la épica hazaña histórica de las heroínas de la Coronilla, hasta que un día el escritor e historiador dijo a la señora Marujita que la valentía de las heroínas cochabambina ya le llegaba a la coronilla.

Cierta o no la anécdota, la verdad es que a lo largo de mi vida conocí a muchas cochabambinas valerosas que me hicieron temblar ante sus makanas, siendo la más reciente mi comadre Macacha, quien tuvo el valor de convertirse en mi protectora oficial y financista ocasional, siendo yo un periodista pobre y empedernido romántico, aclarando ante mis lectores que empedernido no es lo mismo que “empiernado”.

Esta heroína tiene un pie puesto en el siglo XX y el otro en el actual, al igual que yo; llegó a mi casa blandiendo un garrote cual comadre de uno de los Picapiedras y me dijo que ese garrote era una copia fiel de las makanas que utilizaron las heroínas de la Coronilla el 27 de mayo de 1810 y que lo utilizará en defensa de la alcaldesa de Oruro, señora Rossío Pimentel, a quien los masistas pretenden derrocar, habiendo sido elegida mediante una votación popular.

Reconocí el gesto valiente de mi comadre cochabambina y traté de encontrar una excusa para no acompañarla en una misión tan peligrosa, pero ella se adelantó a mi disculpa temerosa y me dijo: “No se preocupe, compadre, yo iré a defender a la alcaldesa Pimentel armada de mi makana y usted permanecerá en La Paz escribiendo macanas”. Contagiado de su valor, reaccioné como varón que soy y dije a mi comadre que yo iría con ella, pero como veo poco marcharía detrás. Subimos a mi motocicleta Harley Davidson que ella conduciría y abrazando fuertemente su cintura iniciamos nuestra marcha a Oruro en un raid que bautizamos como “Polleras al viento defendiendo a la alcaldesa Pimentel”.

Durante nuestra corta travesía a la ciudad del señor Pagador, los vehículos que venían en sentido contrario se apartaban de la ruta para darnos paso al ver que mi motocicleta era conducida por una descendiente de las heroínas de la Coronilla armada de su terrible makana y así llegamos en un tris tras y Macacha me dijo al ingresar en la ciudad de Pagador: “Aquí debería haber nacido usted, compadre, así habría sido mejor pagador de lo que actualmente es…”, palabras que no entendí mucho, porque me considero un buen pagador, aunque un poco lento.

Después de haber ingerido colitas de cordero en el restaurante Nayjama, Macacha me dijo que había llegado la hora de ir a luchar por una causa justa como es la de la alcaldesa Rossío Pimentel y enarbolando su makana me ordenó avanzar sobre la Alcaldía. Yo, siempre cortés y educado, le contesté cual un caballero “primero las damas”, avanzando ella seguida de este periodista que admira no sólo a las heroínas de la Coronilla, sino a sus directas descendientes que despliegan su valentía para luchar enarbolando sus makanas y protegiendo su retaguardia con periodistas inteligentes y valientes, aunque a su manera.

1 comentario:

  1. Quiero agradecer al Gobierno Argentino que hoy es el guardian de la verdadera historia de la amada Republica de Bolivia que se quiere borrar, las mujeres Criolla y Mestizas llevaron la libertad y Fe como banderas en la lucha Independista.
    Por ellas no debemos permitir que se nos quiera imponer un Yugo sumiso.
    Feliciades a todas las Madres, pero tambien a las tias que hacen de madres.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure