La Noticia de Perfil™ •

En el Día del Trabajo


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, domingo, 1 de mayo de 2011

Pregunté a mi comadre Macacha si hoy asistiríamos a alguna marcha, bloqueo o manifestación en homenaje al Día del Trabajo; ella, con su habitual sinceridad, me respondió: “No pues, compadre, esas cosas las hacemos todos los días del año laboral. Yo le sugiero que honremos al Día del Trabajo en nuestras respectivas camas, comunicándonos por teléfono las cosas que soñamos en estos dos días en que los bolivianos honraremos al trabajo”.

—Hola, comadre, cuénteme cómo está usted pasando el Día del Trabajo en brazos de Morfeo.

—Yo no estoy en brazos de Morfeo ni de ningún feo y acabo de despertar después de dormir diez horas seguidas en homenaje al Día del Trabajo.

—¿Podría usted contarme sus sueños sin faltar a la moral y a las buenas costumbres…?

—No tengo ningún inconveniente, compadre. Le cuento que me soñé con Sacco y Vanzeti.

—¿Esos italianos que fueron ajusticiados en Chicago…?

—Yo no sabía eso, compadre, porque en mis sueños se me aparecieron como dos italianos guapos parecidos a Marcelo Mastroiani que se enamoraron de mí y me decían dolce bambina en vez de cochabambina. ¿Y usted cómo pasó sus primeras horas de sueño en este feliz 1.º de mayo?

—Yo también me soñé con una famosa italiana que se llama Sofía Loren, quien en mi sueño se alegró mucho de verme y cuando elogié superlativamente algunas partes de su cuerpo, me levantó en sus brazos y me dijo: “Eres un cuchi bambino”. Sígame contando, comadre, qué otros mensajes oníricos recibió este glorioso 1.o de mayo.

—No he recibido mensajes “orínicos”, compadre, porque hice pis antes de acostarme.

—No le dije “orínicos”, sino oníricos, no importa, siga contando...

—Me soñé más de una hora con Juanito Lechín Oquendo y lo vi joven y guapo dirigiendo una manifestación de la COB un 1.º de mayo, ¡ése sí que era un líder inteligente y no estos adefesios como el Pedro Montes o el Solares k’asa-ventana que no sirven para nada y son caricaturas de Lechín que era tan k’arismático.

—No era k’arismático como usted dice, comadre, era carismático que es una palabra que viene del griego.

—¡Qué me importan esas sonseras!; k’arismático viene del k’ara. Usted era de los k’aras de Cochabamba con el Julito Alem, el doctor Oscar Prudencio, el K’asita Siles, el Mario Rolón Anaya… Me acuerdo de ustedes, aunque yo en esos tiempos era una chota. ¿Qué otras cosas se soñó, compadre, en el Día del Trabajo?

—El más hermoso de mis sueños fue que ya no trabajaba, porque mi esposa era rica y me mandaba remesas de euros cada semana y como si eso fuera poco, mi comadre Macacha me ayudaba generosamente con su plata, porque ya no le adeudaba nada, y encima de eso me iba muy bien en el contrabando sin ser militar, ni policía, ni masista.

—¡Viva el 1.º de mayo, compadre, gloria a los mártires de Chicago, gloria a Sacco y Vanzeti, gloria a Juan Lechín!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure