La Noticia de Perfil™ •

Otro avión presidencial más


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, sábado, 28 de mayo de 2011

Cuando escuché la noticia propalada por la radio el miércoles pasado, no la pude creer y me restregué las orejas y se las restregué a mi comadre Macacha hasta que se le pusieron coloradas y empezó a gritar diciendo que yo era un bruto y que yo tenía las manos muy torpes, pero todo era verdad: El canciller Choquehuanca, que se encontraba en Moscú celebrando el Grito Libertario del 25 de Mayo de 1809, anunciaba al mundo que se hallaba en la capital moscovita negociando un crédito de más de 100 millones de dólares, destinados a la adquisición de otro avión presidencial, armamento bélico, helicópteros y algunas tucuimas, como dicen en el mercado de la “Llajta”.

Luego de aliviar la irritación de nuestras orejas con agüita de manzanilla y crema Nivea, pregunté a mi comadre si ella tiene confianza en sus orejas, porque yo me fío mucho de las mías, respondiendo la cochabambina: “Mis orejas y mis oídos (sin acento) nunca me fallaron, compadre, y si usted me lo pide, puedo repetirle la noticia que escuchamos por radio Panamericana”.

Por si acaso, pregunté a mi benefactora si la fiesta de Inocentes no había sido trasladada por el Ministro de Trabajo al mes de mayo y si el programa humorístico Confidencias había sido trasladado a los miércoles por la mañana, respondiendo la cochabambina: Mana, tatay, que en inglés quiere decir No, mai Darling.

Como periodista serio, propuse a Macacha que me condujera al Ministerio de Relaciones Exteriores para confirmar la noticia que nos angustiaba, y montados en mi motocicleta Harley Davidson, llegamos a la plaza Murillo en pocos minutos, pero el portero de la Cancillería no nos dejó pasar, diciendo que el canciller Choquehuanca había ordenado que en su ausencia no permitiera el ingreso de ningún periodista y menos si éste se hallaba acompañado por una chola.

¿Qué hacer entonces? Mi inteligente transportadora oficial me dijo: “Vayamos a buscar al yatiri Wayruru que lo sabe todo, porque sus colegas Calimán y Titirico viajaron con el presidente Evo a Chuquisaca”. Ante idea tan genial, montamos en mi motocicleta y pudimos ver al brujo andino que antes se llamaba Uayruru y ahora escribe su apellido con “W” en homenaje a John Wayne.

El yatiri nos confirmó la noticia: El canciller Choquehuanca negocia con los rusos un crédito mayor a los cien millones de dólares, que servirán para adquirir otro avión presidencial algo más barato que el Falcon que costó 38 millones de dólares, mientras que el avión ruso costará sólo 30 millones. De esta manera, Evo viajará en el avión ruso los lunes, miércoles y viernes, mientras que el Falcon le servirá para volar los martes, jueves y sábados, dejando el Presidente de volar los domingos para poder jugar al fútbol. El yatiri también dijo que no podía revelarnos el uso que Bolivia daría a los tanques y armas bélicas, ni para qué utilizaríamos los helicópteros.

Sin embargo, sus palabras acerca de la seguridad que merece el Presidente Evo nos conmovieron, por lo que abrazamos al yatiri e hicimos votos por la felicidad del presidente Evo y su ministro Choquehuanca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure