La Noticia de Perfil™ •

Ya tengo dos amigos santos


ALFONSO PRUDENCIO CLAURE Paulovich
© LOS TIEMPOS / Cochabamba, Bolivia
Clic para agrandar
© by Paulovich



La Paz - Bolivia, miércoles, 4 de mayo de 2011

Mi último fin de semana (wiken como dicen en Cochabamba. NE.- de weekend, 'fin de semana' en inglés) fue diferente, pues cuando mi comadre Macacha me invitó a comer una “huarjata” con sus amigos choferes, celebrando el 1 de mayo, le dije:

“Hoy beatifican a mi amigo el papa Juan Pablo II y seguiré la ceremonia por televisión, así que nada de ‘huarjatas’, ya no más cholas, ya no más chicha”.
La buena cholita cochabambina abrió los ojos desmesuradamente y me dijo con humildad que ella nunca supo que el Papa polaco había sido mi amigo, por lo que tuve que llevarla hasta mi living y mostrarle una fotografía del Pontífice bendiciéndome a mi esposa y a mí hace 23 años cuando visitó La Paz.

Macacha quedó deslumbrada al ver a sus compadres con el Santo Padre y quiso arrodillarse ante la imagen fotográfica pero yo se lo impedí. Recién comprendió mi decisión de seguir por la Tv la ceremonia de la beatificación del Padre Común de la Cristiandad en los salones de la Nunciatura Apostólica y, creyendo que la santidad se contagia, me pidió que la bendijera, negándome a hacerlo y confesarle que yo era un pecador corrientucho al igual que todos mis amigos.

Mientras seguíamos las escenas que se desarrollaban en Roma, la buena de mi comadre me preguntó qué era un santo, explicándole con palabras sencillas que santo es un hombre o una mujer que durante su vida cumplía con la voluntad de Dios, derramando su amor entre todos sus hermanos, especialmente los más necesitados. La cholita me preguntó si ella podría llegar a la santidad, respondiéndole afirmativamente. También se alegró mucho al saber que el papa Juan Pablo II está junto a Dios y que podría interceder ante ese Dios Todopoderoso por los bolivianos que conoció cuando nos visitó en 1988, diciendo como buena cholita: “Eso quiere decir que tenemos una ‘buena muñeca’ en el Cielo para conseguir favores del Dios”, lo cual es verdad.

Un rato de ésos, llevado de mi entusiasmo, grité cual si me encontrara en Roma: “Viva el beato Juan Pablo II”, contestándome Macacha: “¡Que viva por sécula seculorum, con Cochabamba y su Wilstermann”!, tranquilizándonos para continuar con la ceremonia y admirando a la Iglesia que vive más de 2.000 años y mientras más santos iluminan al mundo.

Conversando por vez primera acerca de estos temas, Macacha me preguntó si había conocido personalmente a algunos santos más, respondiéndole que cuando yo era muy joven conocí al padre José María Escribá de Balaguer, fundador del Opus Dei, y que también fue elevado como beato y pronto será reconocido como Santo, al igual que el papa Juan Pablo II. Macacha se puso más feliz al saberlo y me dijo: “Entonces ya tenemos a dos santos en el Cielo que ‘muñequearán’ ante Dios los favores que pedirá mi compadre Paulino Huanca y su pariente espiritual, su comadre Macacha”.

Fue un día de regocijo espiritual no sólo para mí y mi comadre , sino también para millones de bolivianos, a quienes nos visitó, conmovió y bendijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure