La Noticia de Perfil™ •

La vuelta al trabajo



© by Paulovich



La Paz - Bolivia, Martes, 4 de mayo de 2010

Ayer recibí una llamada telefónica de España y me lancé al aparato porque mis oídos captaron el sonido del timbrazo traduciéndolo a “plata”. En efecto, era la hispanoparlante que me anunciaba su remesa correspondiente al mes de mayo.

— ¡Tesorito y Tesorera mía! Acaba de irrumpir tu argentina voz en medio de mi sórdida pobreza.

—Hola, cholito mío. He sabido que tu Gobierno miserable ha incrementado tu magro salario en un 5 por ciento con motivo de la fiesta del trabajador y que hoy has debido retornar al trabajo con los bolsillos planchados.

—Así es, tesorito mío, pero como ese incremento me huele a excremento salarial, hoy me encuentro en huelga y los próximos días deberé asistir a marchas de protesta con mis compañeros de la Central Obrera Boliviana, los maestros, los policías y militares de baja graduación y otros sectores entusiastas que siempre “acatan disciplinadamente las huelgas”, que son las únicas disposiciones que se acatan disciplinadamente.

—¿O sea que no retornaste al trabajo este primer lunes de mayo?

—No, tesorito mío, pero no importa porque algunos dirigentes nos han prometido manifestaciones públicas de protesta, huelgas de hambre, crucifixiones, costuradas de labios, tapiajes, y otras medidas de presión inventadas por la imaginación de los líderes bolivianos.

—¡Pobre cholito mío! Me entristece que tengas que sufrir tanto para continuar con tu orgullo de ser boliviano, pero no pasarás hambre (tampoco sed) porque acabo de ordenar el envío de tu remesa de mayo con la que podrás hacer frente a tus gastos más apremiantes.

—Gracias, tesorito mío, pero los primeros días de mayo no precisaré de mucho dinero porque estaré ocupado en huelgas y manifestaciones hasta conseguir un mayor aumento salarial; lo que más me preocupa es la segunda quincena del mes cuando comienzan mis fiestas por la llegada del Señor del Gran Poder.

—La remesa que te envío no es para que la gastes bailando con cholas.

—Ya lo sé, tesorito mío, y sería una vergüenza para mí gastar un solo céntimo de euros españoles bailando con ellas, aunque fuera en honor de Jesús del Gran Poder.

—Como todo en tu país anda de cabeza abajo ya nada me sorprende: Cuando todos deberían retornar al trabajo después de festejar la fiesta del Trabajo resulta que los trabajadores inician una etapa de huelgas marchas y protestas, y sigo creyendo que tú sigues empeñado en vivir en un país existencialista.

—Así es, tesorito mío: esta primera quincena de mayo descansaré asistiendo a huelgas y manifestaciones y la segunda también descansaré bailando día y noche por al fiesta del Señor del Gran Poder.

—Bueno, cholito mío, me alegra que este mes que comienza la pases descansando, primero huelgueando y marchando, y después bailando. Esta remesa para mayo, ¿podrías hacer cuenta que es para junio?

—Eso nunca, tesorito mío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure