La Noticia de Perfil™ •

Robespierre y la guillotina



© by Paulovich



La Paz - Bolivia, Viernes, 21 de mayo 2010

Estos días de la revolución masista son emocionantes a pesar de los anuncios en sentido de que se trata de un cambio pacífico y democrático, pues cada día ruedan cabezas, unas veces de los mismos revolucionarios como el anterior Ministro de Minería que apenas duró dos días y lo reemplazaron, ahora de la ministra de Salud, señora Sonia Polo, quien fue “decapitada”, y otras veces caen cabezas de plátanos como seguramente sucedió en Caranavi.

Lo cierto es que mi comadre Macacha vino a casa la otra tarde muy agitada y me pidió que la acompañara al Palacio de Gobierno donde sería guillotinada la Ministra de Salud que dirigió ese despacho desde enero. Quise excusarme alegando que no me gustan los espectáculos sangrientos, pero ella —al igual que algunas mujeres parisinas que se divertían viendo rodar cabezas— me dijo con emoción y entusiasmado: “Venga conmigo, compadre, estoy llevando unos sandwichitos de chancho, maní de Chuquisaca y mandarinas para no aburrirnos con los discursos, y ya verá que la pasaremos bien porque las decapitaciones ministeriales no son muy frecuentes. Sobre todo, conocerá usted al Robespierre que dicen que es muy churro”.

Mientras esperábamos la ejecución de la infortunada ministra Polo, me enteré mientras saboreábamos nuestros sándwiches de chola de que la habían condenado por haber cometido anomalías en el caso Lotex. Como la única anomalía que conozco son las hemorroides, terrible mal del que fui operado hace muchos años y que para ello el doctor me puso en posición antiaérea, otra cholita más enterada nos explicó que las anomalías se referían a resoluciones ministeriales en favor de una empresa llamada Lotex que organiza sorteos de Lotería y también administra salas de juegos de azar con los que se beneficia el Ministerio de Salud desde hace muchos años.

Con disimulo, pregunté a varias personas que concurrían al acto donde funcionaban esos juegos de azar y si se encuentran algunas ruletas en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. Una cholita me preguntó si me gustan los juegos de azar y yo le respondí que mucho porque considero a la vida como uno de ellos, respondiéndome Macacha cantando una canción mexicana que dice: La vida es la ruleta en que apostamos todos... lo cual es verdad.

Por fin, el acto de la guillotina comenzó pero no funcionó ésta porque la condenada a morir no se presentó. Entonces apareció Robespierre, mejor dicho el Vicepresidente, reemplazando al Presidente que se encontraba en Europa.

Yo me cubrí la cara con el sombrero de Macacha para que no reparase en mí y me ordenara reemplazar a la víctima, pero no sucedió así, felizmente. Se leyó el decreto firmado por él, designando ministra de Salud a la doctora Nila Heredia, quien juró con el puño izquierdo en alto. Luego, el Mandatario explicó al público que la doctora Sonia Polo había sido relevada por cometer “irregularidades”, que así se llaman ahora las faltas que se cometen en el nuevo régimen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
 
___________________________________________________________________
Copyright © 2006 – 2011 by Alfonso Prudencio Claure